TOP

Sustentabilidad en el entorno laboral

La conexión con la naturaleza en el entorno laboral es un desafío que introdujeron muchas empresas buscando reducir los impactos ambientales de sus oficinas creando también ambientes más sanos, productivos y creativos para sus colaboradores.

Las oficinas diseñadas de esta manera mantienen un equilibrio entre el impulso de la convivencia humana y la forma en la que los trabajadores interactúan con su entorno. Hoy, empresas como Google y Microsoft han reformado sus oficinas para hacer de ellas lugares armónicos, estimulantes y libres de impactos ambientales.

Las empresas que han adoptado este concepto han incorporado en sus instalaciones jardines, peceras, huertos urbanos y amplias áreas iluminadas con luz natural como parte de un diseño sustentable con el fin de crear espacios que estimulen la creatividad al mismo tiempo que ayudan a reducir el estrés y promover relaciones más colaborativas entre sus empleados.

Algunas cifras:

En un artículo publicado por Expok ( http://www.expoknews.com/oficinas-verdes-empleados-felices-y-google-lo-sabe/ ) señala que según “estudios de la Universidad tecnológica de Sidney, Australia han encontrado que la presencia de plantas al interior de las oficinas reduce:

  • la ira hasta en un 44%,
  • la ansiedad en un 37%,
  • la depresión en un 58%
  • y el cansancio hasta en un 38% entre los colaboradores.

Otros estudios han demostrado que las reacciones fisiológicas del cuerpo humano ante la luz solar, están íntimamente relacionadas con su nivel de productividad, ya que la baja exposición a ella pueda producir una sensación nocturna de letargo…”.

Estas cifras muestran una interesante correlación que puede ser aprovechada por las organizaciones para lograr dos objetivos, reducir su huella ambiental, al mismo tiempo que se crean ambientes armónicos de trabajo donde los colaboradores se sienten más felices y comprometidos con su organización.

Algunas empresas como Google, están trabajando para reducir en sus oficinas los materiales tóxicos, su idea es lograr estructuras con bajo impacto ambiental desde su misma construcción. Este un gran paso, difícil de emular por muchas organizaciones, porque implica inversiones importantes que no todo el mundo puede realizar. Pero en todo caso es una señal clara de que este tipo de incitativas van a comenzar a multiplicarse como parte de las estrategias de las empresas que asumen la sustentabilidad de manera integral, donde el ambiente y el bienestar de sus colaboradores forman parte fundamental.

¿Y en mi oficina qué puedo hacer?

Instalar un jardín interno en una oficina puede ser costoso, ni hablar de cambiar la estructura para lograr espacios con mayor entrada de luz natural, sin embargo hay algunas acciones sencillas que se pueden implementar:

  1. Plantas: Consulta un especialista en plantas que puedan vivir en espacios interiores y con luz artificial . Con su asesoría puedes definir los espacios y seleccionar las plantas más adecuadas para darle ese toque verde a la oficina (potus, helechos, costilla de Adán, filodendros son algunos ejemplos de plantas que viven bien colgadas o en repisas cerca de una pequeña ventana). Aprovecha la incorporación de las plantas para organizar entre tus colaboradores equipos para el cuidado de las mismas. El que los empleados sean los responsables del mantenimiento de las plantas contribuye con la creación de ese espíritu colaborativo relacionado con la naturaleza. A lo mejor es buena idea promover concursos y premiar a los pisos, o las áreas de la oficina que tengan sus plantas en mejor condición.



  1. Cambiar los colores de la oficina: Como es muy probable que no tengas presupuesto para hacer grandes reformas, considera cambiar los colores de las paredes. Está comprobado que los colores tienen influencia en el estado de ánimo de las personas. Asegúrate de utilizar pinturas que tengan bajo impacto ambiental.
  2. Peceras: Puede ser complicado tener una en la oficina, por los cuidados que conlleva. Sin embargo, no es una opción costosa y desde el punto de vista psicológico, observar los peces por un rato puede ayudar a disminuir el estrés. Quizás aquí también podrías organizar equipos para el mantenimiento de las peceras.
  3. Luz natural: Si bien es cierto que no vas a tener presupuesto para hacer las ventanas más grandes o crear nuevos espacios, es probable que sólo cambiando el tipo de persianas o cortinas que tienes en las ventanas, o incluso promoviendo que esas persianas sean levantadas para que ingrese la luz del sol ya puedas cambiar un poco el ambiente de la oficina. Asegúrate de que has evaluado todos los elementos al implementar esta medida, por ejemplo, si las persianas levantadas hacen que sea más difícil enfriar las oficinas con el aire acondicionado, entonces no tiene sentido, porque estarás aumentando el uso de electricidad para climatizar las áreas.
  4. Jardines externos: En una empresa que no tiene la posibilidad de tener plantas en las oficinas, una buena opción es colocar a la entrada del edificio jardín pequeño. Internamente Organizamos un grupo voluntario que se encargaba del cuidado y mantenimiento de este jardín, incluso cultivar algunas plantas que se puedan utilizar para hacer infusiones calientes. Aunque no todos los colaboradores participen de la iniciativa, sí se puede lograr que toda la empresa comience a beneficiarse con los cambios.
  5. Comunica: Cualquier cosa que vayas a implementar comienza por hacer un esfuerzo de comunicación. Incluso puedes pedir ideas a tus colaboradores para el plan, es probable que consigas algún especialista en huertos urbanos, o un aficionado a los peces, lo importante es que desde el inicio el equipo de trabajo se sienta parte del proyecto y que puedan apoyar con ideas y participación. Explica por qué se quiere implementar esta iniciativa, los beneficios que trae para todos en la oficina y lo que representa para la organización. Informa los avances y los resultados que vayas obteniendo.

Fuente:

http://solea.la/2014/10/17/oficinas-biofilicas/

0 comentarios:

Publicar un comentario